El baúl de los recuerdos… Mike Hampton, la estrella de una sola noche en la LMP

Compartenos

Por: Dagoberto Rodríguez

«Los Mayos de Navojoa tendrán otro zurdo en su cuerpo de lanzadores, pero éste ha sido estrella en las Grandes Ligas: Mike Hampton», con ese encabezado informaba la prensa de Navojoa el arribo al equipo de su ciudad de un estelar en el mejor beisbol del mundo proveniente de los Bravos de Atlanta, organización que mantenía convenio con ‘la tribu’ del valle del mayo.

Con la esperanza de que Hampton terminara de buena forma su rehabilitación en ese invierno e integrarlo a la rotación abridora de los Bravos en la temporada 2008, fue que la organización de Atlanta le buscó acomodo en las ligas invernales al millonario lanzador que estaba en su último año de un jugoso contrato por 8 temporadas y 121 millones de dólares que originalmente había firmado con los Rockies de Colorado.

El zurdo de 35 años de edad llegaba así a los Mayos de Navojoa sin haber lanzado una pelota en las últimas dos temporadas en Ligas Mayores debido a que se había sometido a la famosa operación ‘Tommy John’.

La noche del jueves 22 de noviembre de 2007 se presentó ante 8 mil 754 aficionados congregados en el estadio «Manuel ‘ciclón’ Echeverría» lo cual para la época fue una gran entrada en la casa de los Mayos para enfrentar en el tercer juego de la serie a los Algodoneros de Guasave que presentaban un tremendo line up.

Presente esa noche el estadio, nuestro amigo y colega Lenin Orduño Anguis, por aquellos tiempos en su segunda temporada como cronista oficial de los Mayos de Navojoa llevando noche a noche las incidencias de los juegos a todo el sur de Sonora a través de «La Ke Buena» de Radio Grupo García de León, reveló que causó gran expectación entre la afición por ver al laureado pitcher, que solamente trabajó ¡un inning! en el mejor beisbol de México.

Orduño Anguis con boxscore en mano recuerda que al primer enemigo que enfrentó Hampton fue al colombiano Jolbert Cabrera a quien ponchó tirándole; el segundo bat fue José Manuel ‘manny’ Rodríguez a quien dominó con elevado a la segunda base capturado por José ‘chapo’ Amador; el tercero en la tanda fue el boricua Armando Ríos quien en el quinto pitcheo del turno conectó el único hit admitido en este circuito, con una línea al jardín central; terminando la tanda obligando a Mario Valenzuela con rola al short stop donde Luis Alfonso ‘cochito’ Cruz Jr. forzó en la intermedia al ‘jibarito’ Ríos con asistencia de ‘el chapo’ Amador.

Esa sería toda la historia de Mike Hampton con los Mayos quien ya no salió para la segunda entrada debido a que se ‘torció’ el tendón derecho en el batazo de hit del puertorriqueño Armando Ríos. Fue sustituido en la loma de pitcheo por Mario Mendoza Jr. quien trabajó las siguientes 5 entradas.

Mike Hampton portando el uniforme de los Mayos de Navojoa con el número 32 en la espalda.

Ese partido lo ganó Navojoa 3 carreras a 2 en 10 innings saliendo sin decisión los abridores, Jesús Olague por Algodoneros y Mike Hampton por los Mayos dirigidos por el también boricua Orlando Sánchez quien había entrado al relevo como estratega en sustitución de Mauricio Zazueta.

Christian Zazueta impulsó con un sencillo en el fondo del décimo episodio la carrera que entregó a los Mayos locales la victoria. Zazueta consiguió el hit con las bases llenas y dos out para remolcar a Brandon Jones con la anotación que dio el triunfo al cubano Hansel Izquierdo y Tim Lavigne cargó con la derrota.

Mario Valdez pegó su primer jonrón con Guasave y Adán Muñoz su séptimo del año para Navojoa.

Otro dato curioso de este partido es que enfrentó a dos manejadores nacidos en Rico, por un lado Sánchez nativo de Canovanas y por el lado de Guasave el manejador era Lino Rivera originario Río Piedras, en la llamada ‘isla del encanto’.

Mayos presentó aquel día el siguiente line up: 1.- Brando Jones en el jardín central; 2.- Oscar Robles como designado; 3.- Luis Alfonso Cruz en el short stop, 4.- Adán Muñoz como receptor; 5.- Bárbaro Canizarez en la primera base; 6.- Douglas Clark en el jardín derecho; 7.- Abel Martínez en la tercera base; 8.- José Amador en la segunda base; 9.- José Manuel Espinoza en el jardín izquierdo; el pitcher Mike Hampton.

Los Mayos esa temporada contaban en su roster con los prospectos de los Bravos de Atlanta, Scott Thorman, Brandon Jones y Bárbaro Canizares.

Por su parte Algodoneros de Guasave alineó con: 1.- Jolbert Cabrera en la tercer base; 2.- José Manuel Rodríguez en la segunda base; 3.- Armando Ríos en el jardín izquierdo; 4.- Mario Valenzuela en el jardín derecho; 5.- Mario Valdez en la primera base; 6.- Derrick White como designado; 7.- Christian Presichi en el jardín central; 8.- Noé Muñoz como catcher; 9.- Luis Borges en el short stop; el lanzador Jesús Olague.

El juego tuvo una duración de 3 horas con 56 minutos.

En el anecdotario queda el hecho de que el señor Hampton llegó a Navojoa en su jet privado procedente de la ciudad de Phoenix en un vuelo que llevó poco más de una hora para aterrizar en Navojoa donde no permaneció por mucho tiempo, «vino, miró y se fue», así de simple.

Un pitcher que tuvo su mejor actuación en 1999 al compilar 22-4 y 2.90 de efectividad con los Astros de Houston, además ganador de 15 juegos en 1997 con el cuadro texano, la misma cantidad en 2000 con los Mets de Nueva York y 14 en 2001 con Colorado y 2003 con Atlanta.

«Me pregunto si alguna vez lo tuvimos. Bueno, era un verdadero alboroto, un bochinche, un mitote, noticia que andaba entre corredores, en avenidas, en cafés, en Internet no se diga, pero… Uy, como se comentó y se machacó hasta el cansancio. Aquello era cosa grande chicos», publicó en aquellos días una periodista de esa ciudad.


Compartenos