El baúl de los recuerdos… Barry Bonds en Venezuela

Compartenos

El líder en homeruns de todos los tiempos en las Grandes Ligas en sus años de formación fue enviado por los Piratas de Pittsburgh a la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

Las grandes estrellas del beisbol de las Grandes Ligas no se hicieron de la noche a la mañana, en ese sentido, es casi una necesidad para todo prospecto recorrer los circuitos invernales del Caribe, ese fue el caso de Barry Bonds quien con apenas 21 años de edad salió por única vez a jugar beisbol fuera de los Estados Unidos.

En 1985 , los Piratas de Pittsburgh mantenían convenio con los Navegantes del Magallanes en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, ese acuerdo permitió la participación de Bonds quien estaba considerado como prospecto.

Esa temporada de 1985-86 en la pelota venezolana fue buena para el joven Barry Bonds con un promedio de .244 en porcentaje de bateo producto de 39 hits en 160 turnos, con 7 homeruns, 23 carreras producidas, 8 dobles, un triple, 32 carreras anotadas, 7 robos de base en 44 partidos.

Curiosamente en aquel equipo de los Navegantes del Magallanes, el legendario Barry Bonds hacía el 1-2 a la ofensiva con Mark Funderburk quien antes de su participación en ese país ya había desplegado su calidad en la Liga Mexicana del Pacifico con los Algodoneros de Guasave.

Mark Funderburk y Barry Bonds con los Navegantes de Magallanes en 1985.

Funderburk quien contaba con 28 años de edad, ese invierno puso números importantes a la ofensiva de los Navegantes con average de .255 producto de 48 hits en 188 turnos al bat, 8 homeruns, 41 carreras producidas, 10 dobles, 1 triple, 23 carreras anotadas, 1 base robada, todo en 51 partidos jugados.

Esa temporada fue muy especial para la también llamada «nave turca» quienes terminaron el rol regular en el liderato con record de 37-20 en ganados y perdidos, pero cayeron en semifinales en 5 juegos ante los Tiburones de La Guaira.

En lo individual, el 16 de noviembre de 1985, Mark Funderburk conecta dos cuadrangulares en un mismo inning frente a los Leones del Caracas, estableciendo un récord. Barry Bonds, para el momento líder del equipo en jonrones, empujadas, anotadas y robos, es dejado en libertad a principios de diciembre. Sin embargo, la novena contó con buen ataque y Joe Orsulak se erigió como campeón bateador con average de .331 y máximo hiteador con 80; Funderburk fue el máximo empujador con 41 y Benny Distefano hizo lo propio en triples con 5.

Barry Bonds en el beisbol invernal de venezolano.

Navegantes del Magallanes, un emblemático equipo del beisbol profesional venezolano que a lo largo de historia ha tenido en sus filas a grandes peloteros, en se recuento tenemos que citar la temporada 1972-73 cuando Bob Darwin defendió a esta organización, incluso se tiene registro de un juego de 3 homeruns contra los Tigres de Aragua. El norteamericano Darwin, una temporada previa, es decir en 1971-72, jugando para los Naranjeros de Hermosillo empató el récord de 27 homeruns en una temporada en Liga Mexicana del Pacifico, récord que había establecido Ronaldo Camacho en la temporada 1963-64.

En la temporada 1974-75 estuvieron en las filas turcas Dave Parker, Don Baylor, Jim Holt, Bob Bailor, Kent Tekulve, Larry Demery y Wayne Garland, entre otras estrellas.

El zurdo Randy Niemann quien lanzara en la temporada 1978-1979 en el primer campeonato de los Mayos de Navojoa en Liga Mexicana del Pacifico jugó para los Navegantes en la temporada 1981-82.

Con este mismo club en la edición 1983-84, Billy Hatcher estableció record de 40 juegos consecutivos embasándose en una temporada.

El dominicano Felipe Rojas Alou fue su manager en 1987-88, posteriormente Rojas Alou se convertiría en manager de Grandes Ligas donde dirigió a los Expos de Montreal (1992-2001) y los Gigantes de San Francisco (2003-2006).

De Barry Bonds, después de Magallanes realizó una carrera de 22 temporadas en MLB con Pittsburgh y San Francisco, con este último equipo hizo sus máximas hazañas marcadas en la historia del juego, tiene el récord de homeruns en una sola temporada, con 73 en 2001, y posee el récord absoluto de homeruns bateados de por vida con 762. El 28 de mayo de 2006 ante los Rockies de Colorado, superó la cifra de cuadrangulares de Babe Ruth con el número 715.


Compartenos