Francisco Javier ‘paquito’ Paredes sigue preparación rumbo al Mundial de Ajedrez en Rumania

Compartenos

El evento fue postergado para fines de año o principios de 2021.

Los Mochis, Sinaloa. 23 de abril de 2020.- Todas las ilusiones, sueños y emociones empacados en la maleta, deberán esperar un mejor momento.

El brote del coronavirus en todo el mundo ha impedido, por ahora, la celebración del Campeonato Mundial de Ajedrez, programado en un principio para septiembre de este año en Rumania.

Habrá que esperar, entonces, a que desaparezca la pandemia que ha desestabilizado el curso de la vida en el mundo, para que muestren su talento los cientos de jugadores de todos los continentes, entre ellos el mochitense Francisco Javier Paredes Guzmán.

“Es una lástima que se haya aplazado el Mundial, pero es necesario ante este problema que estamos viviendo”, se lamentó ‘paquito’ Paredes, quien el próximo 5 de mayo arribará a los 14 años de edad. “Mientras tanto nos estamos preparando en línea analizando partidas y conceptos que me ayuden a mejorar mi nivel de juego”.

Paredes se ganó el derecho de acudir a la justa mundialista en el III Festival Nacional de Ajedrez de la Juventud Monterrey 2019, con un imponente primer lugar en la categoría Sub-14.

Fue el colofón de dos años de notables logros en todos los niveles.

En 2018 conquistó la medalla de bronce en la categoría 12-14 años de la Olimpiada Estatal, fue segundo lugar (Sub 12) en la XV edición del prestigiado Campeonato Nacional de Ajedrez Valladolid, logró la tercera posición en el LXIV Abierto Mexicano de Ajedrez en Aguascalientes Sub-12, un evento de calidad internacional, además se instaló en el décimo peldaño en los IX Juegos Nacionales de Ajedrez Infantiles y Juveniles Durango 2018 entre los jugadores Sub-14.

Fue campeón en la categoría Primaria de los Juegos Deportivos Escolares Estatales Condeba, y también se adueñó del tercer sitio en la categoría Individual Mixto y cuarto en Individual Varonil en la fase Nacional de este evento desarrollado en Nuevo Vallarta, Nayarit.

La cosecha de logros en 2019 inició con un excelente tercer lugar en el II Campeonato Estatal Abierto de Primera Fuerza celebrado en Guasave, siguió un segundo sitio en el XVI Campeonato Nacional de Ajedrez Valladolid en Sub-14, y ocupó la tercera posición en la Olimpiada Estatal en la categoría Sub-14.

Repitió título en los Juegos Deportivos Escolares Estatales Condeba, ahora en la categoría Secundaria, fue duodécimo lugar internacional en la edición 65 del Abierto Mexicano de Ajedrez desarrollado en Aguascalientes en Tercera Fuerza, se trajo también de Acapulco la segunda posición en los Juegos Deportivos Nacionales Escolares de la Educación Básica, siguió con el campeonato en el Festival de Ajedrez de Jóvenes y Cadetes en categoría de Primea Fuerza, hasta cerrar con el evento de Monterrey que le dio el pase al Mundial de Rumania.

Esto, sin contar la participación en múltiples torneos locales en que ha ocupado los primeros lugares en su categoría y en las superiores.

“Estamos en contacto con la Federación Mexicana de Ajedrez para saber hasta cuándo van a reprogramar el Mundial”, declaró la señora María Azucena Guzmán Tovar, madre de ‘paquito’, quien empezó a jugar el llamado deporte-ciencia a los seis años de edad con los maestros Jaime Lionel Martha Palafox y Paúl Omar Pérez Avendaño.

Dependiendo de la propagación del COVID-19, es probable que el Mundial se realice a finales de este año, o bien, si las condiciones sanitarias no son las adecuadas, a principios de 2021.

Mientras tanto, el tiempo es aprovechado por la maestra cubana Mairebis Castillo Coca para seguir con la preparación en línea de Paredes Guzmán.

“Es un chico con un gran potencial, pero apenas lo voy conociendo como jugador porque tengo poco que llegué a Los Mochis”, explicó la laureada entrenadora cubana sobre Paredes, quien cursa el segundo año de secundaria en el Colegio Bilingüe Nueva Senda. “Estoy viendo lo que le hace falta, por lo pronto trabajamos en su repertorio de apertura y en profundizar su estrategia”.

Paredes Guzmán es uno de los cientos de jugadores y maestros beneficiados con el impulso sin precedente a este deporte de parte del gobierno de Manuel Guillermo Chapman Moreno, quien hizo posible la creación de la soñada Escuela Municipal de Ajedrez y la contratación de Castillo Coca, quien visualiza un incremento de jugadores y maestros jamás visto en el norte del estado.

“La escuela es de lo mejor que ha sucedido en Ahome, ya que permite la difusión y profesionalización del ajedrez para elevar el nivel de jugadores de cualquier edad, ya sean niños, jóvenes o adultos, tanto de la ciudad como de la zona urbana”, finalizó diciendo la señora María Azucena Guzmán Tovar.


Compartenos