“Mi sueño es el olimpismo”: Juan Humberto Castro Gutiérrez

Compartenos

El medallista nacional mochitense quiere participar en unos Juegos Olímpicos.

Los Mochis, Sinaloa. 20 de abril de 2020.- Contrario a lo que dicta la historia del boxeo, Juan Humberto Castro Gutiérrez visualiza su futuro en este deporte a corto, mediano y largo plazo en el terreno aficionado.

¿Cuántos destacados peleadores amateurs han sido tentados por promotores y debutado, en la mayoría de las ocasiones, de manera precipitada?

La gran mayoría, por no decir que todos.

Y no vayamos muy lejos, su primo Mauro Gutiérrez Jr. y su compañero de establo, Ángel Alvarado, ambos de promisorio futuro en el deporte de las narices chatas, irrumpirán en fechas próximas en el boxeo de paga, desaprovechando, tal vez, la oportunidad de brillantes trayectorias en el amateurismo.

Pero no es el caso de Juan Humberto.

“Quiero escribir mi historia en el olimpismo”, declaró con firmeza el juvenil peleador.

“Nunca he pensado en el profesionalismo, no me llama la atención. Aunque sé que es un camino muy difícil, mi sueño es representar alguna vez a México en unos Juegos Olímpicos”, señaló.

Nacido el 2 de diciembre de 2002, Juan Humberto está consciente que hay muchos y complicados peldaños por escalar.

“México tiene en estos momentos un gran nivel en el boxeo olímpico, así es que llegar a la selección mexicana va a ser difícil, pero no pienso en eso, yo sigo trabajando fuerte, porque sólo así se consiguen las metas”, reflexionó Juan Humberto, quien tiene grandes esperanzas de contender en los Nacionales Elite, buscando integrar la selección nacional de la máxima categoría que lo proyecte a eventos de talla internacional como Juegos Centroamericanos o Panamericanos.

El púgil, quien ya formó parte de la selección nacional juvenil, es hijo de Milagros Gutiérrez y nieto del legendario Humberto ‘betillo’ Gutiérrez, una de las glorias del boxeo mochitense y considerado el peleador más carismático del norte de Sinaloa.

Es decir, el boxeo corre por sus venas, aunque no fue precisamente su máxima pasión en la niñez y adolescencia, cuando prefirió jugar beisbol y futbol.

“De niño siempre me gustó más el beis y el fut. En el futbol era defensa, y en el beis jugaba la tercera y primera base, y me decían mis compañeros y entrenadores que tenía mucho futuro en los dos deportes, más en el beis, porque sacaba buenas líneas”, explica el atleta de 17 años de edad tras recordar su paso por la Liga

Obrera, agregando que el boxeo lo tomaba como juego cuando lo llevaban al gimnasio de los Gutiérrez, hasta que a los once empezó a encontrarle el gusto.

Juan Humberto, quien es junto a Paúl Rubio uno de los dos mochitenses con boleto sellado para el Nacional de Conade, ha sido medalla de oro en los cuatro estatales en que ha participado desde 2017. En 2018 tuvo su primera intervención en la entonces llamada Olimpiada Nacional, el año pasado se agenció el oro en la categoría de 90 kilos, y este 2020 busca repetir, aunque en los 91 kilos y más, después de superar las etapas estatal y regional.

También tiene en su haber una presa de plata en un Festival Olímpico celebrado en la Ciudad de México, y bronce en el Torneo Internacional Cinturón de Oro desarrollado en Ecuador el año pasado.

“En estos momentos, a pesar de mi corta edad, me siento un peleador con mucha experiencia, muy completo porque he trabajado en muchos aspectos, pero, sobre todo, con una gran fe en que se puede alcanzar cualquier meta a base de sacrificio y dedicación”, manifestó Juan Humberto, miembro de una de las dinastías boxísticas de Los Mochis, de donde han surgido los campeones mundiales Katy y ‘betito’ Gutiérrez.

Una parte muy importante en la formación como pugilista de Juan Humberto ha sido el apoyo que ha recibido de parte de las autoridades municipales, muy especialmente de la actual.

“Tengo un agradecimiento muy grande para el presidente municipal (Billy Chapman) y para el director del deporte (Felipe Juárez) porque nos han apoyado bastante con transporte, hospedaje, alimentación y porque han estado muy atentos en todo lo que necesitamos los peleadores”, externó.

“Es ahora cuando más se ha notado el apoyo al boxeo porque pusieron gimnasios en lugares donde realmente se ocupa, en los barrios donde nacen los talentos como en la colonia Siglo XXI y en la (Adolfo) López Mateos, que es donde trabaja mi entrenador (Luis “Ruso” Montes)”, dijo Castro Gutiérrez, agregando que la práctica del boxeo ayuda a los jóvenes a sacarlos de las calles brindándoles una oportunidad de sobresalir en la vida.

Actualmente, y en prevención por el brote del COVID-19, Castro Gutiérrez se encuentra entrenando en un lugar aislado, en una bodega ubicada en la colonia Scally junto al también peleador amateur, Luis Alcaraz, pupilo de los ‘kochules’.

“Nunca le he tenido miedo a ningún rival, pera ante este (coronavirus) siempre hay que estar en guardia”, recomendó de manera muy boxística los cuidados que debemos tener ante la pandemia que ha desestabilizado el curso de la vida en el mundo.“A toda la gente le pido que se cuiden, es responsabilidad de todos protegernos, para proteger a nuestras familias. Si no tienen necesidad de andar en la calle, quédense en sus casas, así vamos a ayudar a que esto pase pronto”, finalizó el talentoso pugilista.


Compartenos