Encabeza Mingo Vázquez encuentro con abogados del Norte de Sinaloa

Compartenos

El impulsor deportivo recordó momentos gratos que el deporte le ha permitido compartir con profesionales de esta actividad.

Los Mochis, Ahome. Sinaloa 04 de febrero del 2020.- Un grupo de reconocidos abogados progresistas intercambiaron impresiones sobre diversos tópicos con el promotor deportivo, José Domingo Vázquez Márquez, Mingo, durante este pasado fin de semana.

En la plática con Ezequiel Herrera Sandoval, prestigiado litigante ex presidente de la Federación de Abogados de Sinaloa (FAS), Arturo Wilson Calderón, entre otros, se recordaron mocedades y momentos gratos de encuentros históricos de futbol y béisbol celebrados en campos llaneros de las colonias Estrella, Libertad y la prepa «Mochis”.

Los letrados entre los que también se incluyó a Guadalupe Saldaña García, reconocieron la labor de Mingo Vázquez durante 18 años de promocionar el deporte entre la niñez, juventud y adultez de cuando menos dos generaciones de ahomenses.

Los profesionistas aseguraron que esa labor de gestor de la convivencia sana y pacífica y el de mantener una mente sana en un cuerpo sano sin esperar nada a cambio, le ha acarreado una simpatía que se aumenta fuera de una cancha deportiva.

“Todos recuerdan a un Mingo Vázquez que ayudó con balones, pelotas o uniformes. Todos tenemos un deportista conocido, amigo o familias que tienen una experiencia grata con ese contacto con un hombre que sin ningún compromiso otorgó patrocinios”, dijo Wilson Calderón.

Los profesionales de la abogacía, hombres y mujeres, veteranos y jóvenes postulantes, se pronunciaron por sumar al proyecto de bien vivir, en donde la premisa sea servir a las masas familiares, como lo manifestó el humanista, Antonio González, que dio cátedra de los valores que la independencia de México debieron forjar en el país y que a casi 200 años de ella se han desvirtuado por el desvío del rumbo de partidos y políticos.

Mingo Vázquez contó sus inicios como pitcher y narró como el deporte le fue sumando amistades que dos décadas después aún conserva.

Recordó que el ser constante y buscar la superación con esfuerzo propio, sin ser trepador o ventajoso, le abrió las puertas laborales así como otras ventanas que han incrementado su visión de ser humano, aspirando a mejores niveles de vida cotidiana.

Los asistentes acordaron formar un grupo civil para nutrir de ideas y acciones una nueva gobernanza en donde no exista división social ni estatus de pobres y ricos, mucho menos diferencia entre habitante urbano y del medio rural, sino un solo pueblo, una sola comunidad.


Compartenos